Blau

El volcán de la Banya del Boc

Distancia: 6,67 km

Desnivel: 213 m

Dificultad: Fàcil

Circular: Sí

Descargar el track de la ruta

 

Para hacer esta ruta salimos del corazón del valle del LLémena, de la parroquia de Sant Pere de Llorà, que os aconsejamos visitar si la encontráis abierta. El edificio ya se menciona en 1058, pero las investigaciones arqueológicas nos dicen que está construida sobre un edificio anterior que se podría remontar al s. IX. Lo que más destaca del conjunto es, sin duda, el campanario, que como el resto del edificio es románico.

Por la parte trasera podremos ver un ábside semicircular y dos absidiolos laterales. Y destacan sus pinturas prerrománicas.
Nos dirigimos hacia la carretera principal que habrá que cruzar para coger la primera calle a mano izquierda que baja pasando por el lado del pabellón deportivo. Al final de la bajada, giramos repentinamente a la derecha para coger el camino real, primero asfaltado y a continuación de tierra.

Vamos avanzando dejando varias casas a ambos lados hasta encontrar un puente. Si queremos visitar la ermita de Sant Medir y el puente tenemos que ir hacia nuestra izquierda. Para continuar la ruta, sin necesidad de pasar el puente pequeño, vamos recto hacia la Pallonera, una masía que se encuentra dentro del cráter del volcán del Clot de l’Olmera.

Pasando por el camino de ante la casa, salimos del cráter hasta encontrar la carretera GI-531. Vamos hasta la marquesina del transporte público entre la carretera y el campo y tomamos el camino de tierra que atravesando la carretera sale hacia la derecha. A nuestra izquierda veremos la ermita de Sant Joan Baptista hasta que, un poco más adelante, llegamos a una pista más ancha. Nos dirigimos hacia la derecha siguiendo la pista.

Seguimos por la pista principal de subida y poco después de una curva a la izquierda, vemos un camino que empieza con una buena subida a mano derecha. Si cogemos este camino, con un par de fuertes rampas, llegamos al cráter del volcán de la Banya del Boc. Al final de la subida dejamos una traza de pista forestal a mano izquierda y cruzamos el cráter del Puig de la Banya del Boc entre campos de cultivo. Al cruce del collarín tomamos el camino principal que baja para iniciar el descenso hacia Llorà. En la primera curva, dejamos una pista a mano derecha que nos llevaría hacia las ruinas del cortijo el Hortaló. Con alguna fuerte rampa de bajada, llegamos a la pista asfaltada que si lo vamos siguiendo pasando primero entre alguna masía y después entras casetas con jardín, nos llevará a encontrar la carretera GI-531. Si tumbamos hacia la izquierda, veremos el campanario de Sant Pere de Llorà que es el punto donde hemos empezado la ruta.

Valoració total

MENU

Gironès