Blau
Sants Metges 2

Montaña de los Sants Metges

Distancia: 9,27 km

Desnivel: 140 m

Dificultad: Difícil

Circular: Sí

Descargar el track de la ruta

 

Salimos de la plaza de la Font Picant, ante el Ayuntamiento de Sant Julià de Ramis y podemos coger fuerzas bebiendo agua de la fuente de agua, enmarcada por un mural de cerámica vitrificada. Seguimos por el camino de tierra que nos deja la iglesia a la derecha y nos adentramos en la primera parte de la paseada, suave y tranquila, con un trayecto completamente llana, con campos y espacios sombríos, gracias a la vegetación de ribera. Seguiremos recto hasta que dejamos a mano izquierda una gran masía y llegamos a un cruce. Giramos a la izquierda y nos encontramos en plena zona del desfiladero del Ter, formado a lo largo de los años por el paso del río. Pasaremos por el lado del priorato de Sant Vicenç y bordeando el río seguiremos hasta pasar bajo el puente de la variante de Girona. Llegaremos hasta la madriguera de las Goges, unas cuevas donde se han localizado restos prehistóricos de la cultura paleolítica. Seguiremos recto por una gran llanura con una panorámica del municipio vecino de Celrà y seguiremos hasta llegar a un cruce a mano izquierda antes de un puente sobre el río Terri. Seguiremos cerca del río hasta adentrarnos en el bosque y ahora el camino se ensarta montaña arriba para llevarnos hasta el vecindario de Sants Metges y la zona más elevada del monte. Allá los restos ibéricos junto a la iglesia, romanas (Castellum Fractum, 350 d. C.) y románicas (iglesia de Sant Cosme y Sant Damià – los Sants Metges-) nos muestran la importancia estratégica del lugar a la vez que, delante nuestro, se nos abren las vistas de la comarca del Gironès y las comarcas vecinas, destacando la panorámica del Baix Empordà y de los Pirineos. La situación del lugar, con abundancia de agua y floresta, era excelente para la caza y óptimo para el establecimiento del hábitat del hombre, como lo demuestran los yacimientos descubiertos y los hallazgos de cerámica ibérica y otros restos arqueológicos, que evidencian la existencia de varias culturas de épocas remotas.

Ya de bajada por la carretera asfaltada, pasamos por el lado de la grandiosa fortificación de carácter militar de finales del s. XIX que corona la parte norte de la montaña. Esta, además del legado arqueológico, también es depositaria de una gran riqueza natural, de flora y fauna. Son remarcables los bosques de encina y castaño, con zonas de pino. También es muy destacable la presencia de animales, especialmente aves en la zona del río Ter, zorros y cerdos jabalíes en los bosques próximos a los campos de cultivo. La carretera empezará a bajar hasta la plaza inicial del recorrido.

Sant Julià de Ramis

972 011 669

turisme@girones.cat

www.turismegirones.cat

Valoració total

MENU

Gironès