Blau

Puig de Cadiretes

Distancia: 3.92 km

Desnivel: 74 m

Dificultad: Moderada

Circular: Sí

Descargar el track de la ruta

 

Justo entre la llanura y el mar, este itinerario transcurre por bosques mediterráneos en un lugar poco poblado, en contraste con el pasado, tal como lo demuestran los restos megalíticos y íberos o los restos más recientes de algunas masías abandonadas.

Iniciamos el itinerario al Km. 9 de la carretera GIV-6821 de Llagostera a Tossa de Mar que pasa por Sant Grau y cala Salionç. En este punto encontramos un plafón informativo del itinerario, justo donde el sendero GR-92 cruza la carretera. Cogemos la pista de la derecha, en dirección a poniente, siguiendo las marcas blancas y rojas del sendero.

Sin dejar las marcas ni la pista principal, y andando entre bosques de pinos y corchos, a unos 500 metros llegamos al menhir d’en Llach, que se levanta a la derecha del camino. Este monumento megalítico fue enderezado en 1981, cuando fue descubierto y tal como lo recuerda una placa en sus pies, pero sus orígenes se remontan a unos 5.000 años como mínimo. Los menhires (literalmente “piedra derecha en idioma bretón”) se conocen también como en catalán como “piedras largas” o “piedras del demonio”. Edificados por poblaciones ya mayoritariamente sedentarias sus funciones podrían ser variadas, desde marca territorial hasta lugar de culto religioso.

Continuamos por la pista principal siguiendo las marcas del GR-92 y los banderines que señalizan el monte de Cadiretes. El camino no tiene pérdida. Al llegar a una explanada giramos a la derecha, abandonando las marcas blancas y rojas del GR-92 y siguiendo las blancas y amarillas y el banderín que nos dirigen al monte de Cadiretes. Subimos hasta encontrar una vereda a la izquierda con un nuevo banderín que nos guía hacia el monte pasando en medio de un encinar húmedo. Poco más de 100 metros más adelante, llegamos al monte después de ensartarnos por unas rocas. A la izquierda habremos dejado, medio cubiertas por la vegetación, los restos de un antiguo poblado ibérico. Desde arriba del monte divisamos magníficas vistas que, en un día claro alcanzan desde el Garraf en el Pirineo y desde el mar a las cordilleras prelitoral y transversal.

Para seguir el itinerario reculamos hasta justo antes del menhir de en Llach, donde un banderín a mano derecho señala una vereda que puerta a Pedra sobre Altra. Inmediatamente la vereda dirige a un camino hondo excavado al terreno: lo tomaremos en dirección a nuestra izquierda. Poco a poco el camino se va volviendo una vereda. A unos 100 metros dejaremos una desviación a la izquierda. Siguiendo la vereda y después de pasar por debajo de un tendido eléctrico, encontraremos ante nuestro el rocam de Pedra sobre Altra, al cual se accede por un pequeño paso en medio de la vegetación, situado a la izquierda del camino.

Pedra sobre Altra no es más que un bloque de granito erosionado, la estructura del cual fue aprovechada para construir un dolmen. Los dólmenes son antiguos entierros datados, como los menhires de hace unos 5.000 años. Cuando, como en este caso aprovechan estructuras rocosas ya existentes reciben el nombre de paradolmens.

Después de visitar Pedra sobre Altra solo queda seguir el camino, sin desviarnos, hasta llegar de nuevo a la carretera. Giraremos a la izquierda y la seguiremos 350 metros hasta volver al punto de partida.

Valoració total

MENU

Gironès