Blau

Las Pedreres y el camino del Calvari

Distancia: 4,03 km

Desnivel: 103 m

Dificultad: Moderada

Circular: Sí

Descargar el track de la ruta

 

Este itinerario empieza en la plaza Sant Domènec y transcurre por la zona este de la ciudad de Girona, cerca del Barrio Viejo, conocida como la zona de las Pedreres, denominación que evoca su origen y función histórica para la ciudad. Desde la Plaza Josep Ferrater i Mora subimos en dirección la muralla y cogemos la calle de la Muralla a mano izquierda. Después de unos 110 metros a la derecha cogeremos una vereda señalizada que nos lleva a una zona de observación de nummulits. Examinando con detalle la piedra podemos descubrir estos organismos unicelulares “gigantes” protegidos por un caparazón carbonatado que vivían al fondo marino, en lugares de poca profundidad. No son los únicos fósiles presentes en esta piedra, puesto que si lo observamos con atención, también encontraremos restos de otros organismos, como por ejemplo ostrèids y bivalvos, caracoles, conchas y corales, pruebas del origen marino de los cerros que rodean Girona.

Seguimos subiendo para coger el antiguo camino de la Ferradura, recorrido muy conocido por la población gerundense hasta la urbanización de les Pedreres. Llegamos a uno de los antiguos espacios de explotación desde donde se extraía la piedra y por tanto evidenciamos su omnipresencia en la arquitectura patrimonial gerundense, además de disfrutar de unas vistas extraordinarias sobre la ciudad. Tenemos que constatar que esta piedra se ha utilizado para construir varias casas del Barrio Viejo así como parte de la Catedral, entre otros edificios de la ciudad.

Seguimos por la banda derecha y subimos y bordeamos la antigua cantera hasta la torre de Alfonso XII, donde obtendremos una nueva panorámica de la ciudad con espectaculares vistas de Girona, con los Pirineos al fondo. Esta torre es el punto más elevado del itinerario, y constituye una gran atalaya de 160 metros de altitud, por eso permite apreciar, de sur a norte, con la Devesa y más allá el Canigó y el Puig Neulós, como telón de fondo.

Seguimos por la carretera asfaltada hasta el barrio de Torre Gironella y al llegar a la plaza podremos admirar el paisaje de las Gavarres, uno de los dos pulmones verdes del Gironès. De esta plaza sale una pequeña vereda que baja rápidamente entre matorrales hasta un camino que hacia la izquierda nos llevará a la ermita del Calvari. Pasamos por su lado y podemos seguir recto y desviarnos para subir a la pequeña montaña de la O. Retrocediendo un poco, podremos tomar por una bajada ligeramente pronunciada hacia el valle de Sant Daniel. Al llegar seguiremos por la carretera que discurre por el fondo del valle hasta llegar al monasterio de Sant Daniel.

Aprovechad para visitar el Monasterio, antigua sede de la condesa Ermessenda donde las monjas guardan todavía la receta originaria de la coca dulce que a ella le gustaba. Llegados aquí, ya cruzamos el puente sobre el río Galligants para subir a la fuente d’en Pericot y seguir subiendo por una vereda y una carretera hasta Torre Gironella desde donde podremos volver a coger la calle de la Muralla hasta el punto inicial. Y si disponéis de más tiempo os aconsejamos perderos por el barrio viejo de la ciudad, una maravilla de cultura, patrimonio y leyendas al entorno.

Valoració total

MENU

Gironès